jueves, 21 de febrero de 2008

Gründe, glücklich zu sein

No sólo mi situación actual de inusitada estabilidad emocional es un motivo para estar medianamente feliz. Esta semana se han producido dos acontecimientos destacables para dos personas a las que, pese a haber entrado recientemente en mi vida, tengo un especial afecto.

Una de ellas defendió y leyó su Tesis Doctoral el martes pasado, convirtiéndose en Doctora. Esperemos que vuelva a cruzar el charco en breve para así tener una excusa para conocer la Costa Este. Y la otra persona leyó y defendió ayer su Proyecto Fin de Carrera, convirtiéndose en Ingeniero. A ver si decide mejorar sus conocimientos de la lengua de Goethe y se instala un tiempo por estas latitudes. Para ambos, mi más sincera enhorabuena, algo que ya sabéis.

3 comentarios:

Josel3 dijo...

Felicidades a los agraciados, parece que febrero lleva cambios consigo...
Se ve que le estas dando duro al aleman, yo debo hacer lo propio con el holandes, a ver si recupero la ilusion por aprenderlo que tuve meses atras...

Hay que plantearse hacer una kedada blogger de spaniards por europa, yo lo dejo caer.

tschüs !

mortiziia dijo...

Pues nos tendríamos que reunir en mitad de un descampado, porque seríamos el ciento y la madre xDD

Yo también tengo dos buenos amigos que acaban de terminar e incorporarse al mundo laboral en proyectos de investigación. Si será verdad que éste es un mes de cambios...

Phoenix dijo...

Que buenos son a veces los cambios ¿eh?

Gracias por añadirme a tus enlacillos Clausius, yo he hecho lo mismo contigo. Me ha encantao el nombrecillo que le has puesto xD

Por cierto, tienes una erratilla en el nombre del enlace de mortii.

Lo de la quedada estaría bien. Yo por descgracia, estoy sin blanca €