jueves, 7 de febrero de 2008

En busca de la Lohnsteuerkarte perdida

Unos 25 años me costó dejar de indignarme por la burocracia española, con unos últimos cuatro años durísimos. Llegué a la conclusión de que no merecía la pena luchar contra el sistema y que al final todos esos disgustos se concentraban en el hígado o en el páncreas e iba a ser yo el perjudicado. No somos los ciudadanos los que usamos una burocracia, no, es justo al revés. Ontológicamente la burocracia es anterior, y en base a ella y sus necesidades estamos nosotros.

Comprado con España, aquí en Alemania he necesitado sólo cinco meses para llegar a esta misma conclusión. Ayer me llegó la nómina correspodiente al mes de Enero. Imaginen ustedes con la alegría que la recibo: abrir la carta, revisar los datos y comprobar mes a mes que casi la mitad de lo que gano honradamente con tremendo esfuerzo, dedicación y anterior formación es robado por la Angela Merkel de turno. Pero bueno, es lo que hay. Sin embargo esta nómina era distinta, porque había una frase extra:

Bitte fehlende Steuerkarten 2008 abgeben!

Que quiere decir que tengo que entregar la carta de impuestos de 2008. Parece ser que cada año hay que renovarla. La carta de impuestos o Lohnsteuerkarte es una cartulina que te da el ayuntamiento correspodiente donde se recoge lo que tienes que pagar de impuestos según tu situación. Estos alemanes o se pasan o no llegan, tan eficientes para unas cosas y tan cutres para otras. Seguro que todos esos datos están en las bases de datos de los gobiernos y fácilmente accesibles para la Hacienda alemana. ¿A qué viene ahora recoger una cartulina (literal) para entegarla en el lugar donde trabajas? Son cosas que sigo sin entender.


Pues bien, esta mañana me he acercado al ayuntamiento de Bayreuth a solicitar la carta de las narices, y me han dicho que eso me lo tienen que dar en Jena, porque es allí donde he empezado el año (o al menos eso me ha parecido entender). Genial, pago impuestos y encima ahora tengo que gastar un día de mi tiempo y trabajo y unos 80 € que cuesta el billete en tren en ir y volver a Jena para arreglar el asunto. Como les dije antes, no me he indignado, lo he asumido tal y como es, no merece la pena. Y encima he perdido media mañana. Pero como no hay mal que por bien no venga, me he dado un paseíto por la ciudad y he disfrutado de un estupendo día soleado caminando por el Hofgarten. El que no se consuela...

De todas formas he hablado con mi jefe y él me ha dicho que generalmente la suelen mandar a casa. Hemos llamado a la secretaria del Instituto de Jena para ver si podía sacar alguna información y por lo visto los del ayuntamiento de Jena dicen que me la mandaron por correo a casa. Yo diría que no he recibido nada, y se me ocurren tres opciones:

1. Me la han mandado a mi primera casa (altamente improbable porque tienen mi dirección nueva desde que me mudé en Octubre, y otros documentos oficiales me han llegado a mi nuevo domicilio)

2. Me la han madado a casa pero como en el Anmeldung tenían sólo el número de la calle y no el apartamento (piso), se la ha quedado la Hausmasterin.

3. Me la han mandado durante las vacaciones de Navidad, de tal forma que al regresar de España se hubiera transpapelado entre los millones de folletos de publicidad y prensa gratuita que llenaban mi buzón y fueron a la basura (al contender azul). Raro me resulta porque suelo tener bastante cuidado con eso.

Me pondré a rebuscar ahora entre todos los papeles inútiles que traje de Jena, a ver si por casualidad está por ahí, pero no creo. Al final tendré que pedir un duplicado, que por lo visto sale por 5 €, lo cual no es importante. Lo realmente engorroso sería tener que ir exclusivamente a Jena a pedirlo.

En fin, les iré contando cómo evoluciona el tema. Por el momento esta noche va a helar, el cielo está despejado y ya están los coches cubiertos por una finísima capa de hielo. Mañana ir al trabajo va a ser divertido...

3 comentarios:

Compai panita dijo...

Tengo la sensación de que por ineficientes que puedieran parecer, nunca alcanzarán las cotas de ineptitud de la burocracia española. Supongo que me lo podrás cofirmar tú, pues yo en Alemania no he vivido (he estado unas cuantas veces pero de visita).

saludos,

Cata dijo...

hola alberto!
no la busques mucho entre tus papeles, que no te la pueden haber mandado si en septiembre del 2006 no has trabajado en alemania. Si lo hubieras hecho, ya al final del 2007 automaticamente te hubieran mandado la Lohnsteuerkarte del 2008, pero en tu caso de todos modos la tenias que haber pedido. Y es cierto, es al ayuntamiento de Jena que la pides, pero no hace falta venir, están bastante acostumbrados a mandar esas tarjetas por correo.;) Chicos, para que teneis amigos alemanes si no para hacernos estas preguntas que son faciles de contestar para uno que lleva toda una vida con la burocracia alemana! ;-)saludos

Verónica dijo...

Uyyyy. pues yo llevo un mes y podria contar unas cuantas...jejeje
Tengo mis dudas con respecto a la comparativa con España.
Saludos!