sábado, 12 de abril de 2008

Rojinegros los colores

Esto de semicompartir despacho con una chica muy aficionada al fútbol tiene sus cosas. No sólo en lo que se refiere a ir a ver partidos a algún Sportbar, sino a presenciarlos en directo en el campo correspondiente. Tercer partido de fútbol que veo en Alemania, tras apoyar al Carl Zeiss de Jena y al Greuther de Fürth. Así que ayer fuimos a Nuremberg, a ver el partido del FC Nürnberg contra el Wolfsbug, de la Primera liga alemana. Me resulta raro que un partido de fútbol se celebre un viernes por la tarde, pero como dijo mi compi "no se espera que trabajes mucho un viernes por la tarde, así que podemos ir sin problemas".


El rojo y el negro son los colores del FC Nürnberg, por lo que no me resultó muy difícil animarles, aunque ustedes saben que donde estén el verde y el blanco... que por casualidad eran los colores del equipo rival. Mala cosa. Pero hay que ser bueno, el Nürnberg está luchando por mantenerse en la primera división alemana y merece que le apoyemos en ese trabajo.

Cuatro personas del instituto partimos de la estación de tren de Bayreuth a las 6 de la tarde. Lo interesante de la entrada al partido de fútbol es que incluye la llegada al campo de fútbol en tren, así que fue un gasto que nos ahorramos, por lo que los 27 euros de la entrada están completamente justificados. Y tras llegar a Nuremberg en tren regional, búsqueda del andén del S-bahn, con bastante gente. Llegamos sin problemas al estadio, que también tiene nombre, el Easy Credit Stadion, situado en el sureste de la ciudad. Bonito y reformado, el mejor de los que he visitado hasta el momento, se nota la primera división. Y cubierto. Una palabra nueva me inventé en alemán, ein Tripode, para justificar en el control de seguridad lo que llevaba conmigo. Parece ser que en alemán, y con toda su lógica, se dice ein Dreifuß. Pero me entendieron, que es lo que cuenta.

Easy Credit Stadion

Buena posición la que teníamos, en la Gegentribüne, desde donde se podía todo perfectamente. Aparte de las tribunas, en alemán los goles son Kurve, así que tenemos el Nordkurve, donde están los aficionados más radicales, y el Südkurve, donde tienen reservado un espacio para los aficionados más ruidosos del equipo rival. Por cierto, el you'll never walk alone, a lo Liverpool, parece ser una canción comodín en cualquier campo alemán que se precie.

Antes del partido

Nordkurve

Verdiblancos los colores del equipo rival

¿Y el partido? Pues empezó bien. El Wolfsburg falló un penalty y el Nürnberg se fue al descanso con un gol de ventaja, 1-0. Y nada más, porque empezó a llover y finalmente el partido se suspendió. No es que diluviara, no era para tanto, pero el campo estaba encharcado en el descanso. De hecho una pelota que se dirigía a la portería del equipo visitante, gol seguro, se vio frenada por el agua y no llegó a entrar.

La lluvia apareció poco después de empezar el partido

Curioso cacharro para secar el campo

Pero sólo había un vehículo de esos, así que para la otra portería se tuvieron que buscar otros medios más tradicionales

Hasta 45 minutos nos tuvieros esperando, momento en el que se tomó la decisión final, que no fue recibida con alegría por parte de los aficionados locales. Con esto de que en los campos alemanes se puede comprar cerveza, a alguno que otro parecía que le iba la vida en que el partido continuara. Así que iniciamos la retirada, con bastante gente y bajo la lluvia. Tuvimos que esperar al segundo tren con destino a la estación de Nuremberg porque el primero estaba lleno. Esto de juntarse con los alemanes es curioso, porque se aprenden muchas cosas de su idioma, y muchas canciones y frases coloquiales. Por cierto, parece ser que hay algo de rivalidad con el Greuther de Fürth, de hecho llegué a ver una bufanda de un seguidor del Nuremberg donde aparecía las palabas Fürth y Scheiße. Y supongo que una canción con la misma música que Unser Kleeblatt, de los aficiondos del Fürth, no sería precisamente muy amistosa. La rivalidad existe en todos sitios...

Con tres de mis acompañantes

Y tras la llegada a Nürnberg Hauptbanhof, bastante mojados por la lluvia, nos tocó esperar al tren destino Bayreuth, con algo de frío. Geniales los trenes alemanes, funcionando hasta las doce y pico de la noche. Y así acabó la aventura, supongo que tendremos que volver a ver cómo se desarrolla la segunda mitad del partido...

1 comentario:

acolostico dijo...

Uala, partidos de primera en Alemania, bueno, medios partidos, ya se sabe este tiempo de primavera...