domingo, 6 de enero de 2008

Y para acabar la Navidad...

...no hay nada mejor que un rosco de Reyes, de nata en este caso.



Espero que os hayan echado muchas cosas los Reyes y que tengáis un buen regreso a la vida rutinaria. Todo lo bueno se acaba, afortunadamente, porque así podrá volver a llegar de nuevo.

1 comentario:

mortiziia dijo...

Yo ya ni me acuerdo de a lo que sabe el roscón, porque en mi casa nunca se ha comprado, pero tiene una pinta...

Y ahora llegarás a Alemania y te pondrás tibio a salchichas y kebabs, qué mal vives! :)