lunes, 28 de enero de 2008

Die Post

Hoy no puedo salir de mi asombro. Verán, el miércoles por la noche (creo que ya era jueves) eché en el buzón de Correos una carta con destino a España, comprando el correspondiente sello de 70 céntimos que corresponde a un envío dentro de Europa. Lo normal, lo que todo el mundo hubiera hecho.


Bien, esta mañana ha aparecido en mi despacho la secretaria del instituto con esa carta. Imaginen mi sorpresa: "Estos se han creído que el remite es el destinatario y el destinatario el remite, a saber." Pues no, resulta que junto con la carta venía una pegatina que me decía muy amablemente que pesaba más de 25 gramos, por lo que tenía que pagar un sobrepeso, comprando un sello extra de 30 céntimos. Así que ahora tengo que volver a Correos y repetir el procedimiento. Ya saben ustedes, con cuatro folios en Alemania ya te pasas de peso, ténganlo en cuenta.

6 comentarios:

Kasulibes dijo...

Recuerdo que en las oficinas de La Poste, París, tenían máquinas expendedoras con una balanza, de modo que ponías la carta/postal y obtenías el sello correspondiente. Muy práctico, sobre todo teniendo en cuenta que las colas en ventanilla eran kilométricas.

Marta Salazar dijo...

lo siento! una de las primeras cosas que hice, siendo estudiante, fue comprar una pesa para pesar fotos,

:)

Un albrazo!

wow! qué modernos son los franceses! me han dicho que en los EEUU también es así como cuenta kasulibes!

probablemte acá no, por temor a la radiación que puedan provocar los aparatos, ja ja, es broma.

O quizás para que no aumente el número de desempleados del correo, ahora que tienen el sueldo mínimo más alto del mundo...

Un abrazo Alberto, sorry por los vomentarios tan... suspicaces, je je

Pedro dijo...

Buenas Alberto, aqui yo tambien he pasado por lo mismo :P No como en España, que mientras que el sobre sea pequeñito envias lo que sea;)

Anónimo dijo...

por si te sirve de consuelo, enviar una carta de 25 gramos de España a Alemania te costaría 1.29 euros, y no los 1.00 que cuesta enviarla desde Alemania a España. Supongo que el camino será más largo.

http://www.correos.es/comun/tarifas/01P01a-CartasOrdinarias.asp

Caja!

mortiziia dijo...

Esto pasa en Alemania, en Dinamarca, en Holanda, en Noruega... pero no te creas que es exclusivo del cuadriculamiento germánico. En España me han devuelto a mí varias cartas por pesar más de lo permitido para el sello puesto(con más de dos folios, ya te pasas).

En el Reino Unido, cuando vas a correos, lo primero que haces es pesar tu carta para que el empleado te indique la cantidad de sellos que tendrás que pagar. Es algo generalizado en toda Europa.

mortiziia dijo...

Bueno, y si es por consuelos... hace dos años, enviar un paquete de hasta 20 kg de Alemania a España costó 32 euros con la Deutsche Post. Enviar un paquete de 9 kg 784 g a Alemania con Correos costó 61 euros. Lo gracioso es que un empleado de la Post cobra más que uno de Correos, así que no sé por dónde se quedó el dinero.