domingo, 27 de enero de 2008

Dornburg y Naumburg

Tenía que aprovechar este último fin de semana en Turingia y había, por lo tanto, que buscar algún sitio para ir, preferiblemente cercano. Una de las ideas era Chemnitz, en Sajonia, pero quedó descartada por recomendación de la sección argentina, la cual propuso en su lugar un pueblecito que no sale en mi guía turística: Dornburg, en el norte de Turingia. "Perfecto" me dije, "y de paso aprovecho y visito Naumburg, que también está al norte y he leído que tiene una catedral interesante." Dicho y hecho. Les cuento.

Día desapacible el que ha hecho hoy domingo, al contrario que ayer, cuando el sol nos acompañó. Hoy hacía fresco, no excesivo pero sí acentuado por un viento algo desagradable. Además, amenazaba lluvia y, aunque sólo ha llovido levemente, hemos estado en un ambiente bastante húmedo. Por el viento y la lluvia dicen que la sensación térmica ha estado rondando los cero grados. Pero era lo que había...

Lo bueno de ir al norte o al sur desde Jena es que la estación implicada es Jena Paradies, que ahora me pilla bastante más cerca de mi casa. Casi todo el mundo ha huido de Jena este fin de semana, así que el amigo valenciano y yo éramos los únicos interesados en viajar, como la semana pasada en la capital. Tras un breve madrugón (hoy es domingo, recuerden) y con el correspondiente Hopper Ticket, nos plantamos en Dornburg hacia las 10.30 de la mañana. Sólo había un ligero problema: el pueblo estaba en lo alto de una montaña. Así que tocó subir...





El pueblecito, de apenas mil habitantes, es importante por sus tres castillos, Altes Schloss, del siglo XII; Neues Schloss o Rokokoschloss, construido según el estilo italiano en el siglo XVIII y el Renaissanceschloss, del siglo XVII. Estos castillos, con sus jardines, pertenecieron a los duques de Sajonia-Weimar-Eisenach desde la primera mitad del siglo XIX. Desgraciadamente, están cerrados durante el invierno, aunque sí se pueden ver por fuera. Precisamente los jardines del Rokokoschloss eran bastante del agrado de Goethe.


Altes Schloss


Neues o Rokokoschloss


Renaissanceschloss

Y para terminar con la pequeña localidad, paseo por el Markplatz, con un Ayuntamiento del siglo XVIII y la St. Jacobi-Kirche, del siglo XVI.


Rathaus


Iglesia de San Jacobo

Tras esto bajamos hacia la estación y paseamos un poco por Dorndorf, otra pequeña localidad al lado del río Saale, desde donde se pueden tomar fotos interesantes de los castillos.




Vistas desde Dorndorf

Y tras esto, tren a Naumburg, ciudad de unos 30.000 habitantes situada en el sur de Sajonia-Anhalt. También había un ligero inconveniente aquí: la estación está algo apartada del centro de la ciudad, así que tocó pasear un rato. Si bien la imagen que da al principio puede inducir al desánimo, como ya me pasó cuando paramos a hacer un trasbordo camino de Leipzig, Naumburg es una ciudad bonita en la que se puede pasar un día perfectamente. Sí, en el este de Alemania, lo cual se nota, pero con un centro bastante cuidado. Tuvo un floreciente pasado hasta el siglo XVI, cuando era gobernada por obispos que la enriquecieron con sus mercados y monumentos.



Dos son los sitios destacados de Naumburg. El primero es la Catedral de San Pedro y Pablo, del siglo XIII y que, con sus cuatro torres, es el símbolo de la ciudad y el edificio alemán más importante de la transición del románico al gótico.




St. Peter und Paul Dom

Y el segundo sitio, como toda ciudad alemana, el Markplatz, donde están el Rathaus, del siglo XVI, y la Iglesia de San Wenzel, también del XVI y con la peculiaridad de tener las proporciones invertidas, es decir, es más ancha que larga.


Markplatz


Ayuntamiento


St. Wenzel Kirche

También es destacable la casa de Nietzsche, donde el filósofo alemán pasó gran parte de su infancia y juventud y también sus últimos años, cuidado por su familia. Allí apareció el primer gran archivo documental del escritor, encontrado por su hermana.




Nietzsche Haus

Y tras esto, vuelta al Bahnhof y a Jena. Otro domingo más de turismo.

1 comentario:

bri dijo...

Preciosa esta excursión, procuraré acordarme si alguna vez estoy por la zona. Dos de las torres de la catedral me recuerdan a la de Bamberg, las otras dos, un poco, a la Frauenkirche de Múnich...

Por cierto, ya es un clásico fotografiar el cartelito con el nombre de la estación :).