jueves, 15 de octubre de 2009

Polarluft

Esta mañana se quejaban en Antenne Bayern, la emisora musical que suelo escuchar por estas latitudes, de que hace apenas una semana teníamos 27ºC en el Freistaat mientras que en el día de hoy se esperaba nieve. Sucede que hace una semana la flecha que aparece en el mapa que les adjunto era roja y apuntaba justamente en sentido opuesto, con origen en nuestra Spanien. Hoy es azul y viene de Escandinavia. Conclusión: temperaturas máximas del orden de cero grados. Así de repente.


Y sí, hoy han caído los primeros copos de nieve de la temporada. Breves y ligeros, sin tiempo para cuajar, pero han caído. La chaqueta de entretiempo española apenas me ha servido una semana. El abrigo de invierno sevillano lo he estrenado hoy, pero parece que durará poco porque no será suficiente. Hoy también ha sido el segundo día de bufanda, y el primero de guantes. Y hace dos semanas, en mangas cortas en el aeropuerto de Munich. Sin solución de continuidad está llegando el invierno a esta nuestra Bundesrepublik...

1 comentario:

Иbah dijo...

Quejarse del tiempo es una de las mayores estupideces de la civilización occidental, aburrida y divorciada de su entorno más que nunca...

Saludos