domingo, 7 de diciembre de 2008

Sin espíritu navideño

Lean este breve artículo del amigo Javier. El tiempo vuela. Hace nada, anteayer como quien dice, estaba pasando un día con un amigo murciano en Toledo a más de 40ºC de temperatura y hoy... hoy estoy ya a punto de volver a casa por Navidad. No lo asumo. Y no por el tiempo más frío, por la nieve, por la falta de luz, no. De hecho eso, al contrario que el año pasado, no me afecta para nada. No puedo creer que, de nuevo, tengamos aquí los mercados de navidad, con sus mismos puestos y con sus mismas cosas. Que sí, que es bonito, pero cuando algo se vive por segunda vez deja de tener su gracia. No sé si insatisfacción sería una palabra que podría definir tal sensación. O simplemente aburrimiento.

El año pasado visité varios mercados de navidad, me compré un calendario de adviento que marcaba el día de mi vuelta a España, me regalaron un San Nicolás de chocolate, deseaba volver con todas mis ganas, el viaje de vuelta fue motivo de alegría e ilusión. Y este año... nada. A día de hoy no termino de asimilar que otro año se ha ido y que, como también dice hoy el amigo acolostisch, todo tiende a repetirse y a no cambiar en el tiempo. Y cuando vives las cosas por segunda vez, la novedad se termina perdiendo y todo pasa a convertirse en rutina.

4 comentarios:

acolostico dijo...

Las rutinas también pueden ser buenas, y siempre hay alguna diferencia, siempre lo mismo, siempre diferente...

Las circusntancias marcan las diferencias...

No se, pero hay mas de 3000 cervezas diferentes...

mortiziia dijo...

El año pasado no bajé a Málaga por Navidad, así que este año va a ser mi primera vuelta desde que me fui definitivamente de casa, pero me encuentro en la misma situación de ausencia de espíritu navideño. El año pasado por estas fechas salía más, veía las tiendas, veía las decoraciones del centro, a la gente con sus compras, me fijaba en los dulces típicos de aquí... e inevitablemente me sentía contagiada por la cercanía de las fiestas, me «sentía en Navidad». Este mismo fin de semana le comentaba a Cziffra que este año la Navidad se ha presentado sin que me dé cuenta, no «siento» estar metida ya en diciembre. Curioso.

Anónimo dijo...

Espérate a casarte...

Marta Salazar dijo...

Clausius, ten cuidado porque creo que te está dando la depresión por falta de luz...

Cuídate!