domingo, 30 de noviembre de 2008

Gefroren

Tras el fin de semana pasado, que se nos presentó como el primero invernal con la llegada de la nieve, estos últimos días han llegado las heladas. De hecho desde hace una semana, tras las últimas nieves, no hemos subido de los cero grados, como atestiguan los restos blancos que hay aún en algunos bordes de las calles.

Aspecto congelado del lago junto a mi casa

Los pobres patos del centro me dan una pena...

El frío es lo que tiene. Todo se congela o, en su defecto, se cubre por una capa de escarcha. De repente han empezado a repetirse los días de enero en Jena, cuando para ir al trabajo debía atravesar un pequeño y estrecho camino lleno de hojas caídas y congeladas.


Esto es lo que veía cada mañana de enero en Jena

Toca abrigarse, ¡qué remedio!

2 comentarios:

acolostico dijo...

O no salir de casita...

Gololo dijo...

Fresquito fresquito.....
Aquí en BCN hace rasca tb. No nos congelamos como tú por allá arriba, pero yo ayer, que me olvidé de mi gorro, sufrí congelación parcial de ideas cuando me fuien bicicleta a la EOI a clase de ruso -_-!