jueves, 8 de enero de 2009

Volviendo

En apenas cuatro horas. Por ahora todo bajo control, pero entre los problemas de Iberia con sus pilotos, los controladores del aeropuerto de Madrid Barajas (tema del que parece ser no se ha vuelto a hablar) y el estado de congelación del centro y norte de España y directamente criogénico en centroeuropa, no tengo del todo claro dónde dormiré esta noche.

Las preferencias, por este orden: Bayreuth, Madrid, Sevilla, Munich.

Si todo va según lo previsto, hoy serán once horitas de viaje. As usual, dos aviones y tres trenes. Y mi abrigo para el invierno alemán está en mi casa alemana. Y sin internet en casa hasta al martes, espero. El mito de la eficiencia alemana...

3 comentarios:

acolostico dijo...

Suerte...

cleira dijo...

Te deseo suerte. Yo las pasé canutas en Barajas el viernes-sábado pasado. Retarasos,vuelos anulados, tortas para conseguir otra plaza. Tuvo que venir la policia a poner orden en nuestro vuelo. Parecía una guerra.
Una vergüenza el desastre de Iberia y de Barajas y los pasajeros como pobres víctimas indefensas y desinformadas.
No pienso volver a comprarme un pasaje en IBERIA.

mortiziia dijo...

Me alegro de no tener que utilizar Iberia en mis desplazamientos. British Airways forever!!