martes, 8 de julio de 2008

La disensión y el piropo lingüístico

De bien nacido es ser agradecido. ¿Representa esta frase la forma de ser española? ¿Es válida para Hispanoamérica y, en general, los países latinos? Yo creo que sí. "Los alemanes están que alucinan contigo, por el esfuerzo para ponernos de acuerdo en el día y la invitación para cenar en tu casa" me decía María José. "Pues para mí es lo más normal del mundo, nos trataron muy bien en Dresden el finde pasado (artículos pendientes), son personas agradables y qué más que cenar todos juntos en casa. No entiendo a estos alemanes, o se pasan o no llegan" le respondí yo. Pendiente queda algún que otro artículo sobre la forma de ser de los alemanes.

Dicho y hecho. Este domingo pasado por la noche, cena española en mi casa. Lo típico, no les voy a contar el menú ahora, imagínenselo o vean la foto adjunta. Dominikus disentía de mí. No comprendía cómo podía yo decir que Bayreuth es infinitamente mejor que Jena, donde él también ha vivido, un año y medio. "La ciudad es más grande, hay muchos más estudiantes y sitios y muchas más posibilidades" argumentaba el germano. "Puede ser, pero a Bayreuth eso no le falta, vale hay menos gente pero hay también muchos sitios, y como ciudad, con su zona central monumental no tiene comparación, tío. Si quieres estar solo, lo estás; si quieres salir con gente, es fácil salir y encontrarla" contraargumentaba yo. Vale, cada uno cuenta la historia según le va. Yo tengo esa posibilidad, porque o están las españolas o está la gente de mi instituto. Si te apetece hacer algo siempre encuentras a gente. Esa es una de las cosas positivas de mi trabajo, mucha gente joven junta, y la inmensa mayoría no son de aquí.

Cena de Domingo en casa. Rosa, María José, servidor, Jan y Dominikus. Al fondo se puede distinguir un salmorejo y la correspondiente tortilla

"Vale, puede que sea por el trabajo, y es que es a eso a lo que he venido aquí a Alemania, a aprender cosas y a trabajar. Si no, me hubiera quedado en España y no estaría aquí. ¿Cuánto representa eso, el 60%, el 75%? Y en Jena estaba frustrado en ese sentido mientras que aquí, aunque no es el culmen de la perfección, las cosas funcionan y hay medios. Si hay frustración es por mí y por mi forma de ser, no por algo externo. No hay comparación, será todo lo subjetivo que quieras, pero de hecho lo único que echo realmente de menos es toda la gente que conocí allí" No sé si logré convencerle...

Lo que sí me hizo fue lanzar un piropo al final de la conversación. "Eres conciso, usas palabras sencillas pero muy adecuadas. Vale, cometes fallos, es normal porque no es tu idioma, pero logras expresar casi todo lo que quieres, y además se te entiende, que es lo importante" Se refería a mi alemán. Él habla un poco de español, pero ya contaré su historia...

Me gusta recibir en casa, cocinar para los demás y después disfrutar de agradables conversaciones y de afecto, en cierta medida. Genial domingo...

2 comentarios:

mortiziia dijo...

¿Lo que se intuye en ese plato es LOMO? NGgggggggggbabassssssssss
:P________________

Clausius dijo...

En efecto, y también había queso por ahí. Mi mami que me quiere mucho. El jamón nos lo acabamos el día de la final de la Eurocopa, compartiéndolo con dos nativos...