martes, 5 de mayo de 2009

München, noch einmal

A las siete (de la mañana) en la estación, ¡es una orden! ¡te quiero ver allí! Y tras haber dormido apenas tres horas, allí aparecí el primero. La excusa, volver a visitar la capital bávara y, "como tú conoces Munich mejor que yo, hacernos de guía," me dijo la única persona alemana del grupo.

Hofbräuhaus, München. Servidor, Martha, Julien, Davide y Geertje

Cada vez me gusta más este país. Cada vez me gusta más Munich, especialmente si es sábado y si están las tiendas abiertas. Cada vez pienso más que quizás esta etapa de mi vida no tiene que ser necesariamente pasajera. ¿Por qué no? Pese a las cosas negativas, que las hay. ¿Me estaré convirtiendo en más alemán aún? "Oh Dios, eres más alemán que los alemanes" me dijo una chica alemana hace unos años en Cádiz. Quiero comprender su idioma, para así entenderlos de primera mano sin malas traducciones. No quiero una casa, al menos aún, pero sí necesito un coche para así perderme, aunque sea solo, sin rumbo alguno. Get lost and then get found, natürlich.

Y, entretanto, las dos y media de la mañana. No tengo remedio...

5 comentarios:

mortiziia dijo...

Me encanta leer que te estás pasando a "mi" bando. ¡A disfrutar de Alemania, sea por el tiempo que sea!

snipfer dijo...

Parece que tu jarra fuese la más grande. ¡Je!

Anónimo dijo...

Según algunos estudios, la barrera está en cuatro años. Casi nadie vuelve después de cuatro años...te querrías quedar?

G.

Anónimo dijo...

Ahora mismo lo daría todo por disfrutar del buen tiempo con una Mass en cualquier Biergarten muniqués... ¡Qué envidia!
Laura (bcn)

Marta Salazar dijo...

se nota que está llegando la primavera :)

es que München es muy bonito y entretenido!

me alegro de escuchar que estás tan bien!