sábado, 11 de octubre de 2008

Zu Hause (noch einmal)

Fue la mejor vuelta a Alemania que he tenido durante mi estancia en estas tierras. Todo salió a la perfección, empezando por el horario de los viajes, con ese vuelo a Munich de Iberia que sale de Madrid a las 12.30 de la mañana, permitiéndome salir de Sevilla a las 10.35 y no a las 6.30 ó 7.30 de la mañana. Lástima que, por los motivos que sean, Iberia elimine ese vuelo.

Poco tiempo en Barajas, prácticamente el justo para comprar algún producto típico que estuviera bien de precio en las tiendas del aeropuerto. Poco tiempo también de espera en Munich. Mi maleta salió de las primeras y me dio tiempo, por apenas treinta segundos, de pillar el tren de las 15.23, lo que al final se tradujo en una llegada a Bayreuth una hora antes de lo previsto. El viaje desde Sevilla se había reducido a algo menos de ocho horas, frente a las catorce tras las vacaciones navideñas. Y contento y feliz, pese a volver y pese a que el otoño se acercaba.

Algunas de mis compras

Pero no sólo fue eso, no, sino que me dio tiempo de ir a hacer algunas compras, básicamente productos frescos. Y allí llegó la sorpresa, porque en el Lidl que está al lado de mi casa, justo al día siguiente, empezaba la semana española. No es que no se puedan encontrar productos de nuestro país en Alemania, pero una semana española propiamente dicha siempre llama la atención. Y justo cuando yo llegué y apenas quedaban treinta minutos para el cierre, emperazon a poner las estanterías con los productos típicos de nuestra tierra. Era un guiño que me daba Alemania nada más regresar y claro, había que aprovechar. La nueva temporada, sin duda, aparecía ante mí con un inicio prometedor.

5 comentarios:

Marta Salazar dijo...

me alegro mucho (de todo lo que cuentas en este post)!

PS: es necesaria la verificación de la palabra?

b... dijo...

¡La misma colección que hace año y medio en Heilbronn! Qué bien sienta ver esas cosas cuando se está lejos de tu país. Recuerdo que me hizo hasta ilusión.

Si quieres divertirte, ofrécele pipas a un alemán... no dejes que se atragante :).

acolostico dijo...

lo que son 30 segundos...

bien surtido de optimismi pues...

que dure...

mortiziia dijo...

Solamente falta la manteca colorá :)

Guille dijo...

Se ve que cuando escribes post más animados, a todos nos da por comentar.
Un saludo,

Guille.