miércoles, 6 de agosto de 2008

Los horarios alemanes (II)

Es algo que no llegaré nunca a comprender, ni a acostumbrarme. Esto de que los supermercados cierren a las 8 de la tarde, y gracias, es una costumbre alemana que no me va. Claro que, como ya les comentaba hace algo de tiempo, algunas tiendas abren a las 6.30 de la mañana, aunque ya pueden imaginarse la utilidad que esto tiene para mí, que me suelo definir como un late Spanish. Como se despisten un poco más a este paso voy a tener que hacer la compra justo antes de acostarme.

Como de costumbre me pierdo en el primer párrafo... a ver, a lo que iba, que mañana me vuelven a cortar el agua en casa. Poco después de mi última mudanza empezaron a hacer unas obras de canalización justo debajo de mi edificio, y casi medio año después siguen ahí dale que te pego, empezando a hacer ruido a unas horas anticonstitucionales. En fin, uno se levanta, cierra la ventana, con este gran invento que es el cierre casi hermético alemán, y vuelve a la cama. Lo que pasa es que mañana vuelve a tocar revisión de tuberías, o lo que sea. Ese no es el problema, obviamente, el problema es que me vuelven a cortar el agua de 7.30 a 11 de la mañana. Cuando me pasó esto en el mes de junio no fue más inconveniente, porque precisamente ese día tenía una sesión de microscopio a las 8 de la mañana y aproveché y madrugué. Pero mañana... ¿a qué hora se levantan los alemanes? Porque si cortan el agua a las 7.30 es lógico pensar que a esa hora la mayoría ya está fuera de casa, se ha duchado y/o arreglado y no necesita más agua. Con lo sano que es cortar el agua de 9 a 12, una hora decentísima...

Esta fue la pregunta que le hice a G anoche, que cuál era la hora normal para levantarse aquí en Alemania. Ella me dijo que entre 6.30 y 7, creo recordar, pero que en su caso era a las 6 para encender el calentador de agua, volver a la cama y poder ducharse a las 7 con agua caliente. Entonces sí cuadra el horario del corte de agua, aunque los no alemanes nos tengamos que aguantar. ¿Y en España? ¿Cuál es la hora normal para levantarse? Yo creo que una hora más tarde, ¿no les parece? Es decir, entre 7.30 y 8. El punto de referencia es la hora a la que los niños entran al colegio, y en el caso de Sevilla esto suele ser a las 9 de la mañana. Si al final todo encaja.

Pero no sólo tengo el problema del agua mañana, sino que ya han cubierto el gran agujero en lo que antes era un solar abandonado, junto al lago, por debajo del cual ahora pasa una gran tubería. Y como parece que quieren darle algún uso jardinístico, lo han hecho con tierra y con abono natural, así que imaginen ustedes el aroma que ronda mi edificio estos días. Suerte que hasta ayer nos movimos entre los 21º de máxima y los 14 de mínima, pero hoy tenemos algo más de calorcito.

En definitiva, que mañana tengo dos opciones, o levantarme a las 7 ó levantarme a las 11. Total, el jefe ha salido para un congreso y estará fuera hasta finales de la semana que viene, y a mí no me importa quedarme trabajando por la tarde-noche en caso de necesidad. Yo creo que lo tengo claro...

Por cierto, ya he pillado de nuevo el ritmo alemán. Esto no puede ser, de cinco días que llevo aquí he salido 3 noches. Y eso que el sábado me quedé en casa y no fui al famoso Sommernachtfest que se celebraba en el Eremitage. ¿Y eso es un problema? me preguntaba G anoche. No, en absoluto, le respondí yo, pero mi idea era descansar un poco de las vacaciones, en las que no he parado, y así no hay manera...

3 comentarios:

Santi dijo...

Por eso mola más Berlín! Hay muchos kaisers que abren de 8 de la mañana a 0 de la noche, y la hora de entrada a mi curro es libre entre 9 y 10, con lo que huelga decir que me levanto a las 9.10 :D

Das ist leben, alter!

Frescosa dijo...

Van a acabar yendo todos al infierno, jele jele...

mortiziia dijo...

Esta costumbre «alemana» de los horarios es idéntica en cualquier otra ciudad europea del tamaño de Bayreuth, no se restringe a Alemania y diría que es muchísimo más sangrante para el trabajador en España (y en el RU por descontado, a las cinco y media todo cerradito en los pueblos). Hay supermercados en ciudades alemanas que están abiertos desde muy temprano por la mañana hasta la medianoche; otros supermercados más «de barrio» abren de 8 de la mañana a 8 de la tarde, sin pausa a mediodía, cosa que no puede decirse de los españoles. Comparemos: el de mi barrio de toda la vida, por ejemplo, abre de 9 a 14 y de 17 a 20; el del barrio de mi abuela, más grande, de 10 a 20 sin pausa. En nuestro país están los centros comerciales, que abren de 10 a 22 sin pausa a mediodía, pero no hay centros comerciales así en todas las ciudades españolas de menos de 100.000 habitantes, como es lógico y normal. Vamos, que se coja por donde se coja, eres afortunado de tener en tu pequeña ciudad alemana semejantes horarios comerciales en comparación con otras ciudades del mismo tamaño en otros países, incluyendo el nuestro. Yo me alegro de tener un supermercado 24 horas a diez minutos, si viviera en otro punto de esta misma ciudad tendría que andarme con mucho ojito para tener todo lo necesario en casita antes de las seis de la tarde, e igual me las veía y me las deseaba en Málaga, ciudad considerablemente mayor que Bayreuth. Sin coche, con supermercados de barrio que echan el cierre a mediodía, estudiando de 8:30 a 14:30 y trabajando de 16:30 a 21:30 sí que te las ves negras para hacer la compra; yo habría matado por los horarios alemanes en mi barrio malagueño durante mis primeros años de estudiante.