domingo, 23 de marzo de 2008

Semana Santa

Domingo de resurreción, esto se acaba. Breves vacaciones en España que podrían haber sido algo más largas, aunque aún queda un día. Y estando en Sevilla, uno debe salir a ver procesiones. No es que el que ahora escribe sea una persona excesivamente religiosa, más bien todo lo contrario, pero estas son nuestras tradiciones culturales. Además, es un espectáculo bastante bello.

Semana Santa pasada por agua, al menos en su segunda mitad. Nunca he disfrutado de esta segunda parte de la Semana Santa sevillana. Cuando era más peque mis padres me llevaron a ver algunos domingos de ramos, lunes y martes santos. El resto de los días, desde primeros de los años 90, tenía que tocar con mi banda de música en otros sitios, especialmente el jueves y el viernes, días en los que hay un mayor número de procesiones. Incluso el último año, 2006, tuve que tocar todos los días excepto el lunes, incluyendo consecutivamente jueves noche, viernes mañana y viernes tarde, algo que me impedía poder salir por Sevilla.

Esos tiempos ya pasaron, y este ha sido mi primer viernes santo en la capital andaluza. Bueno, realmente es el segundo, aunque el año pasado por estas fechas estaba algo entretenido en otros asuntos. Dos son las hermandades que vi, una de ellas bastante conocida y con muchos seguidores: El Cachorro y la O, ambas de Triana, barrio en el que las vi. Cambia mucho ver las procesiones en el centro a hacerlo en sus barrios. Así que, ya algo tarde y tras comprar pescado frito en una tradicional freiduría del centro sevillano que nos comimos en un banco de la Plaza Nueva, cruzamos el río para adentrarnos en Triana, frente a la Iglesia de la O, en plena calle Castilla. De esa manera podríamos ver pasar primero al Cachorro y luego ver recogerse a la O. Les dejo algunas fotos nocturnas del amigo Salva, vecino y sevillano de guardia y acompañante en esta ocasión. No dejen de visitar su blog.


Pasos de la Hermandad del Cachorro

A las cuatro de la mañana del ya Sábado Santo entró en su templo la Virgen de la O, algo tarde. Y el Sábado, lluvia de nuevo, que sorprendió a algunas procesiones en plena estación de penitencia. Así se acababa la Semana Santa...

2 comentarios:

acolostico dijo...

mira que en esta entrada todo me suana a más raro que en las que hablas de la germania... :D

mortiziia dijo...

A los no-andaluces de sitios con poca tradición de Semana Santa, la andaluza les suena a chino... y lo del pescado frito, a croata a todos. En Andalucía son comunes los «cartuchos» de pescado frito; como el que se compra un fish&chips en el Reino Unido, pero con trocitos de PESCADO DE VERDAD. Puede comprarse variado (fritura) o de un solo tipo (boquerones, rosada, lo que se pida).