lunes, 26 de marzo de 2007

Mi casa en California

Llegó el lunes y yo dejé la casa donde viví tremendamente presentable. Ni punto de comparación a como me la encontré. No lo debería haber hecho, dado el trato que recibí de la casera, que a su vez era otra alquilada, por cierto, pero hasta lavé las sábanas de la cama. Uno no puede ser malo, lo cual es un gran defecto. Pero cada uno es como es. Lunes por la mañana. A las 9 llegaron los gaditanos a darme cosas para que me las trajera para España. De paso les di todos los restos de comida que tenía. A las 12 vino JD a recogerme. Destino: UCSB y aeropuerto. Último y definitivo adiós. Último y definitivo almuerzo en la Universidad. Tocó una ensalada ligera, que quedaba mucho viaje por delante. El día era espectacular. Era 4 de Diciembre y casi se podía estar en mangas cortas. Un regalo de despedida a California. La aventura se acababa...

Mi casa, 1215E Cacique Street (arriba). La ventana grande era el salón, la pequeña, el dormitorio

Aparcamientos del grupo de casas. En la escalera se ve a Robert, property manager, natural de la costa este, que se encargaba de mantener medianamente presentable el edificio y jardines

Estado final del dormitorio

La cocina

Así se quedó el salón (me llevé mis cosas que aparecen, claro)

2 comentarios:

cmcgato dijo...

Bastante digno el estado en que quedó la casa, bien, era bonita la casa. Típica del "american style"

Saludos

Pedro dijo...

Hala chavalote que pedazo de casa, ni punto de comparacion con el cuchitril en el que vivo aqui en Florida. Espero que ya estes disfrutando de Sevilla (la que viene es la tercera semana santa consecutiva que me pierdo:P)
Saludos desde el tropico!